Mi Divorcio Controvertido

Es Usted también el cónyuge inocente?

|

HOME

|

MI HISTORIA

|

MENSAJE A MI EX

|

TIPS LEGALES

|

ASESORESE

|

NOVEDADES

|

CONTACTEME

|

Seguinos en

 

 

 

 

 

 

 

Lic. María Teresa Vázquez

TERAPIA ONLINE

Psicóloga
Adolescentes, Adultos, Familias y parejas.
Cel.:15 5757-2513
marite_vazquez@yahoo.com

 

Cúspide Consultora

Liquidación de haberes

Contabilidad

Liquidación de impuestos

4544-2027

cuspide@fibertel.com.ar

www.cuspideconsultora.com.ar

 

 

 

 

 

 

 

Cosas Dulces de Nuria Aranguren

Pastelería Artesanal

www.cosasdulcesweb.com.ar

 

Artevitrales

Souvenirs representativos para empresas, cumpleaños, grandes festejos con el diseño que te guste no dejes de comunicarte conmigo sueños realizables.

4461-1159

www.artevitrales.com.ar

 

Conocer Gente

Forma parte de esta comunidad.

 

Separacion de hecho en Perú

www.divorciosporinternet.com

 

Para publicitar en este sitio escríbanos a: publicidad@conyugeinocente.com.ar

 
 

MI HISTORIA

Divorcio

(Caso verídico de Argentina)


Esta página está dedicada a aqu
éllos/as que fueron traicionados de la forma más ruin, triste y desleal por sus cónyuges: La Infidelidad.

A los que sobrevivieron, a los que no lo hicieron pero, desde donde estén, sepan que los tenemos en cuenta y trataremos de hacer justicia para los que vienen detrás.

Antes que nada quiero decirles que hay dos formas de iniciar un divorcio: de COMUN ACUERDO (cuando los cónyuges terminan bien la relación) y CONTROVERTIDO (cuando es de mala manera).

El tema de la INFIDELIDAD,  INJURIAS GRAVES, ABUSOS VARIOS, DEFRAUDACIONES Y ESTAFAS EMOCIONALES, y COBARDIA es cada vez más común. Hagamos algo para ponerle un HASTA AQUÍ: busquemos ayuda legal y emocional.

Hay maneras de repeler  legalmente mezquindades, traiciones que uno no merece, abusos de confianza  y malas obras, no rebajándose a hacer escándalos que a nada llevan, ni solucionan.

 

Hay que actuar de una manera PRACTICA, SEGURA y, sobre todo: DIGNA.

Para eso está la LEY.  

Todos tenemos DEBERES y DERECHOS (legales y morales) pero acá vamos a tratar sobre la parte LEGAL.

Nunca hay que actuar para perjudicar a inocentes y debemos recordar que donde comienzan los DERECHOS del otro terminan los nuestros y viceversa, al igual que los deberes.

 

Considero que EL RESPETO es la base de toda relación con el prójimo, más con la familia, y es muy importante tenerlo en cuenta, porque la FAMILIA es la base de la sociedad en la que vivimos.

Sabremos que estamos haciendo el bien si tenemos en cuenta el dicho: NO LES HAGAS A LOS DEMAS LO QUE NO TE GUSTARIA QUE TE HAGAN A TI. Yo me maneje así durante toda mi vida e hice siempre el bien, cada vez que pude o puedo.

Qué hacer cuando el cónyuge  no nos RESPETA y  nos  traiciona de la peor manera demostrando su cobardía….

Lo lógico es que si hay problemas en la pareja se HABLE SINCERAMENTE, se solucione de alguna manera, llegando a un acuerdo  o no, y no, que se actúe  por la espalda humillando al otro, (porque al fin todo se sabe de una forma u otra) ante gente que los conoce a los dos y tomando ventaja de su CONFIANZA, LEALTAD  y HONESTIDAD.  Eso es de COBARDES.

 

Casi  todos pensamos que cuando nos casamos va a ser para toda la vida…

Yo también lo pensé y nunca me imaginé que iba a terminar divorciada, después de 23 años de casada, y 8 de novia pero acá estoy, en  ese estado civil el cual todavía después de 9 años  no pude asumir, después de largas terapias, pastillas para dormir, taquicardias que pensé que iban a terminar en infartos, alergias, depresiones  y otros males.

Les cuento mi caso y les digo que lo voy a resumir lo más que pueda porque es muy largo de contar. Para quien le pueda servir para actuar judicialmente o le interese como ejemplo para no pasar por esto tan doloroso y no soportar tantas cosas que al fin, no sirven para que el cónyuge las aprecie y sea LEAL.

Mi nombre es LC y me casé muy enamorada de O.F.L.  en el año 1975, después de 8 años de noviazgo que fue un cuento de hadas. Esos años pasaron sin que me diera cuenta que eran tantos.  Cuando nos casamos con una fiesta con 250 invitados tuvimos una luna de miel de tres meses en Europa que disfrutamos al máximo, volvimos muy felices.  

Después de 2 años nació nuestra primera hija S.A.L. y a los 20 meses la segunda, B.M.L.

Tuvimos de todo un poco, momentos hermosos,  mucho dinero, una hermosa casa en Florida (provincia de Buenos Aires, Argentina), un  velero, autos importados y nacionales al mismo tiempo, vacaciones, paseos, viajes, propiedades, y momentos muy, muy feos, como las deudas contraídas por mi marido y al fin la pérdida de a poco de todo esto. Pero seguíamos juntos que era lo más importante para mí.

 

Pero el tema no era ése. No era económico…porque soy una luchadora tenaz y luché a brazo partido para no perder lo que habíamos logrado, pero…

Año 1991: Mi amiga y vecina B.R.M. me traicionó vilmente. Vivía en Florida (Vicente López), a dos casas por medio de la nuestra, (tiene seis años menos que yo), y  con la cual nos unía una amistad desde los años 1980, en que nos mudamos allí y mis hijas se hicieron amigas de sus dos hijos (C y D, mujer y varón).  Luego fomentamos la amistad con ella y su marido y así salíamos las dos familias juntas con los chicos a pasear, a cenar y a todos lados. Cuando nació el tercer hijo de ellos (A) mi marido, fue  su padrino de bautismo.

Todo cambió de golpe cuando ellos se divorciaron.

Ella  llamaba constantemente a mi marido porque estaba recién divorciada y tenía problemas con su hijo mayor que empezó a consumir drogas. El chico (D), cada vez que estaba con un ataque (casi todos los días) le rompía todo en la casa y ella se asustaba y corría a mi casa a refugiarse con sus dos hijos menores porque decía que el grande los golpeaba. El único que lo paraba era mi marido.

 También varias veces tomó (o fingió, ya no se qué creer)  pastillas para suicidarse y mi marido corría con ella al hospital mientras yo me quedaba con mis hijas y los tres de ella, esperando en mi casa.   Eso me daba mucha lástima.

Pero siempre había alguna excusa: llevarla al supermercado, llevarla al psicólogo, arreglarle una lamparita que se le quemó en la casa, etc., etc.,  hasta que me cansé porque ya me parecía que se estaba excediendo y le hablé una vez para que buscara ayuda en su familia, cosa que fingió aceptar, pero no hizo. Ella siempre pasó por la “pobrecita”. La familia era la mala y no la ayudaba pero el caso es que ellos habían visto  las cosas antes que yo, y al reclamarle y ella no deponer su  actitud para con mi familia, la suya se alejó de ella.

Así comenzó todo el  derrumbe de mi vida.

Yo seguía yendo a trabajar para poder poner un plato de comida en la mesa  pero muchos años después me enteré de que cuando yo me iba y mis hijas estaban en el colegio secundario, ellos se encontraban a dos o tres cuadras de mi casa y se iban. Pero cuando yo regresaba, ella estaba en su casa para recibir a los hijos que volvían del colegio. Yo nunca me imaginé la tela araña que ella tejió alrededor de mi marido con toda premeditación y estafando y abusando de mi confianza.  

Cuando los vecinos empezaron a parar a mis hijas en la calle preguntándoles qué pasaba con nuestra vecina y su padre, pues los veían juntos por todos lados…  comencé a sospechar la verdad: ERAN AMANTES y ahí comenzó mi calvario.

No lo podía creer, pues yo nunca hubiese hecho algo semejante (romper un matrimonio) y menos de conocidos y amigos. Yo crié a sus hijos en mi casa ya que tenía comodidad para que se quedaran a dormir y a comer y un gran parque con hamacas,  juegos de jardín y piscina.  Mis hijas eran como hermanas con los de ella. No podía creer semejante bajeza.  Me llené de angustia y desesperación viendo cómo una relación de toda una vida no era valorada ni respetada.

Muchos años después mis vecinos me preguntaban si no me había dado cuenta de cómo ella (B.R.M), lo provocaba, pero yo estaba tan bloqueada por las deudas y preocupada por el futuro de nuestras hijas que no me di cuenta.  

En una conversación de mi hija menor con un empleado de mi marido, éste le confirmó que la que buscaba a su padre era ella. Allí  mi hija (que siempre defendía a la mujer diciendo que su padre era el que la buscaba y que era sólo para ayudarla) se dio cuenta de que no era como ella pensaba y se terminó “la tía” como mis hijas la catalogaban.

Así pasaron los años, yo siempre creyéndole a mi marido cuando me lo cruzaba en la calle con ella en el auto con la excusa de que de “casualidad” se habían encontrado. Realmente yo no quería darme cuenta de la verdad y por eso le creía todo (eso lo entendí mucho tiempo después  cuando me lo dijo mi psicólogo).

En el año 1995 me operaron de cáncer y me sacaron un fibroma. Logré salir bien de la enfermedad pero  al mes nos remataron la casa, por una hipoteca que no se pudo pagar porque mi  marido en vez de trabajar para salvarnos, corría tras la AMIGA (B.R.M) y nos vimos obligados a ir a vivir a lo de mi suegra.

Mi stress y depresión eran enormes y a esa altura ya no podía reaccionar, lo único que quería era MORIRME.

Realmente es increíble lo que puede llegar a hacer una mujer con un hombre hasta llevarlo de las narices e incitarlo a abandonar a su familia en un caso de tanta necesidad, conociendo las penurias  que pasábamos.

Hasta el día de hoy no puedo comprender cómo mi marido dejó a sus hijas (a quiénes adoraba) a la deriva y sin un techo, por otra mujer (por lo visto yo ya no le interesaba, pero no sé hasta dónde quería llevar esta situación porque nunca insinuó que no estaba bien conmigo ni nada parecido y seguíamos haciendo una vida normal).  Yo no creo en las BRUJAS, pero que las hay…las hay.

En el año 1997 después de pasar toda la temporada en Mar del Plata (mi marido estuvo trabajando en un boliche bailable de un amigo que nos prestó un depto.), cuando  volvíamos  de la costa, mi marido me dijo que sería mejor que me fuese unos meses a vivir con mi hija menor  a la casa de mi madre para limar asperezas con mi suegra,  (porque se llevaba muy mal con mi hija menor), hasta poder alquilar una vivienda y reunir de nuevo a toda la familia. Así lo hice. Más tarde me di cuenta que eran mentiras de él para sentirse más libre e irse a la casa de la amante sin que yo sospechara nada (de eso me enteré mucho tiempo después).  Siempre me manipuló a su antojo y ese es mi enojo conmigo misma por no haberlo visto en su momento, pero… ya fue. Yo no creía en la MALDAD de una AMIGA.

Hasta  hace unos pocos  años  mi ex negaba la relación con B.R.M. y por fin se la blanqueó a mi hija menor, siempre diciéndole que eran amigos (modernos). … y hablando mal de mí porque era lo único que tenía para defenderse. Sé que no soy perfecta pero lo que puedo decir es que, moralmente…  SI, SOY PERFECTA. No me atrevería a hacer nada que perjudique a otra persona y menos a una familia, pero esta SEÑORA (B.R.M) no lo sintió así y le faltó respeto a mi familia y nos hundió en el infierno y todavía se jacta de ello.

Mis vecinos siempre me dicen que tendría que haberle dado una gran paliza pero yo nunca me rebajé a eso, aunque ganas no me faltaron (no por la “joya” que tenía por marido sino por el accionar de semejante “sinvergüenza”). Puse todo esto en manos de la justicia y ella quedó nombrada en todos mis juicios con nombre, apellido, y dirección.

Como yo  amaba a mi marido no me daba cuenta que era un mitómano.

Todo esto comenzó en el año 1991 y en 1999 comencé un DIVORCIO CONTROVERTIDO , es decir: NO de COMUN ACUERDO, porque cuando hablaba con él, negaba esta relación diciéndome que tenía la mente podrida, que ella (B.R.M) le daba lástima y que la ayudaba en lo que podía, porque era una estúpida que no sabía resolver nada sola.  Yo nunca  pensé hasta donde llegaba “la ayuda” y al reclamarle que arreglara nuestros problemas primero y después se dedicara a la VECINA, me contestaba que él no iba a ir a trabajar por $300.00 y que hasta que no consiguiera un trabajo mejor remunerado no trabajaría. A todo esto, yo siempre pensé que él buscaba trabajo y no me di cuenta de que se había transformado en un “mantenido” por las dos partes: mío como esposa y de B.R.M. como amante.

 

Cuando ya la situación era  insoportable y las peleas diarias, se fue enterando toda la familia. Mi suegra estaba enojadísima y ya no dejaba entrar a su casa a B.R.M  para los cumpleaños y fiestas familiares y menos recibir sus llamados telefónicos  para él y llegó a llevarse el aparato telefónico con ella cuando salía para que el no la llamara cuando perdimos la casa y fuimos a vivir a su casa. O.F.L (mi marido) perdió a todas sus amistades, no le quedó nadie y mi placer es que ella (B.R.M) no entró en la familia, no la reciben.  Todos la critican y discriminan por lo mal que actuó y como disolvió una familia que era un ejemplo del  que yo era el estandarte y  es el día de hoy que mi ex y su amante no viven juntos, siendo libres los dos.

Ella (B.R.M) hasta el día de hoy, no le cocina ni le lava la ropa, y él muchas veces va a lo de mi hija menor con ropa para lavar y a comer.  Pero terminan discutiendo siempre por este tema.

O.F.L  trató por todos los medios que mis hijas lo apoyaran y aceptaran la relación, no lográndolo nunca y terminando el tema solo con un enorme ENOJO.  Mis hijas hubiesen aceptado a otra mujer pero no a ella, que TRAICIONO LA CONFIANZA DE UNA FAMILIA CON SUS BAJEZAS Y PREMEDITACION.

Después de pensar bien sobre mi divorcio, estuve estudiando MI TEMA en la Biblioteca de Tribunales en Capital y allí fui comprendiendo qué tipo de divorcio debía entablar.

 

Así el divorcio fue CONTROVERTIDO, como decía anteriormente,  porque estaba segura de ganarlo y  lograr que él me mantenga por el resto de mi vida, no perder mi vocación hereditaria y, además para que no le fuera tan fácil.  Gané el divorcio y los jueces (él apeló) me declararon como cónyuge INOCENTE. El fue declarado único CULPABLE  (esto figura en el certificado de divorcio) para gran satisfacción mía.

También leí que podía hacerle un juicio por DAÑOS  y PERJUICIOS, se lo entablé y lo gané.

Ahora estoy en  juicio por mis  alimentos (mi ex llego a amenazar a una de mis testigos), e intenté ganar un juicio contra ella (la amante) por daños y perjuicios, pero como hasta ahora no hay precedentes porque nadie lo hizo nunca,  lo perdí.  

 

Me costó mucho conseguir una abogada que se jugara por mí y mi intento, pero logré mi cometido. Esta profesional (P.M.M.) lo es con MAYUSCULAS. Es seria, dedicada y humana, gran persona y  sabe mucho de su profesión.  Trata y le interesan mucho los juicios SIN PRECEDENTES.  Ella les cuenta a sus clientes todas las variantes que puede haber en un juicio, aunque el tema del juicio al/la amante lo propuse yo, ella ya está aplicando la idea  hasta conseguir que este tema funcione judicialmente. A nadie se le ocurrió nunca, pero yo creo que merece ser tratado en la jurisprudencia actual, porque la FAMILIA en casos como el mío debe tener en la ley un apoyo.  A ella le doy las gracias porque sabiendo que yo estaba “en la calle”, trabajó para mí incansablemente.

Lo llamativo es que yo, entre mis juicios conté con ONCE  testigos y ellos (mi ex con su amante) con NINGUNO. Nadie los ayudó ni declaró contra mi persona, eso es muy satisfactorio para mí. Ahí me di cuenta de cómo me aprecia la gente.  

 

Yo no sugerí  a ninguna de mis hijas salir de TESTIGO contra él, pero él sí puso (sin consultar) a mi hija menor para mi juicio de alimentos, contra mí. Por supuesto que mi hija no se iba a presentar y además, si lo hacía lo iba a hundir más a él porque al jurar decir la verdad ante el juez…

Lo único que me quedó sin batallar fue el tema de nuestro auto  con el cual iban y venían a Mar del Plata cuando el padre de ella falleció y dejó como herencia un chalet en Punta Mogotes. Antes no le permitía la entrada al chalet por su situación conmigo. La familia de ella (B.R.M.)  dejó de respaldarla en lo concerniente a su divorcio, viendo lo que estaba haciendo a mi familia. El único que usaba el auto que mis hijas y yo PAGAMOS con nuestro trabajo  era él y su amante, pero yo ya no podía batallar con más cosas. Dos o tres veces se lo saqué y al hacer una vez la denuncia de robo (él) en una comisaría le preguntaron si estábamos casados legalmente (era así) y le dijeron que yo tenía el mismo derecho que él  a usufructuarlo, así que no se la podían tomar ya que el sabía que lo tenía yo. Al fin terminé por dárselo porque las dos veces  que se lo saqué, me siguió y en un descuido se lo llevó. Yo pensé que al tenerlo yo esto siempre iba a suceder y era muy estresante  estar sacándonos el auto uno en descuido del otro, así que dejé ese tema. Hay otros detalles de cosas de las cuales  se apropió y vendió sin mi consentimiento (me tenía que dar la mitad de las ventas porque eran bienes gananciales), pero eso es ya entrar en el terreno PENAL y no quise hacerlo, por mi desgaste emocional y mental.

 

Lo que quiero es que todos sepan es que cada individuo tiene el derecho de ser respetado como persona y como cónyuge,  y si se encuentran en una situación como la mía, no duden en presentar su demanda de DIVORCIO CONTROVERTIDO contra el cónyuge y contra la/el  amante  también. En mi caso ella fue la cómplice  de las INJURIAS (no pude comprobar el ADULTERIO), pero los jueces no lo “quisieron “ver  así, aunque estaba todo muy clarito, por eso quiero insistir en este tipo de juicio.

En mi juicio de Divorcio Controvertido que duró mas de cinco años presenté PRUEBAS que fui juntando con el correr de los años que pasaron en la relación de ellos, como papelitos escritos de puño y letra de mi marido que la nombraban a ella, demostré cómo se llamaban por teléfono con el resumen de llamadas de Telecom, fui hasta una quinta en Tortuguitas con un dato que me habían pasado y como encontré en el comprobante de la chequera un cheque por $$ y a nombre de la dueña, seguro que por alquiler de la misma, lo presenté.

 

Testigos: mis vecinos (se OFRECIERON al ver lo que hacía esta mujer y yo no lo veía), las compañeras de colegio de mis hijas que los veían por lindos restaurantes y confiterías de moda, testificaron la cuñada, sí, hasta la misma familia de ella se puso en su contra. Iba a declarar su padre pero por el artículo arriba mencionado, no pudo, el propietario de la empresa en la que yo trabajaba, en fin, son muy pocos casos en que se pueden presentar tantos testigo, pero lo hice porque todos ellos estaban indignados con el proceder de estos DELINCUENTES.

 

Quiero que todos sepan que TESTIFICAR es muy importante y es  una OBLIGACION  civil, para poner las cosas en claro en todo tipo de delitos. Uno no sabe cuando va a necesitar que alguien testifique por él, así que también  es nuestra OBLIGACION testificar por los demás.

Fue un verdadero escándalo en el barrio, no originado por mí, sino por ellos.

 

También contraté a una detective, porque ellos tienen un papel muy importante en los juicios (sobre todo de este tipo). Lo que sí es que hay que dar con uno correcto y que trabaje bien y no que saque dinero a los “desesperados” (de eso muchos se aprovechan) cobrando dinero por adelantado  y sin cumplir con el pedido y  mintiendo al cliente. En fin,  hice todo lo que pude para demostrar lo que estaba ocurriendo.

 

Los vecinos la trataban tan mal a B.R.M, que ni la saludaban como antes y cuando ella pedía alguna ayuda nadie se la daba, mas bien le cerraban la puerta en la cara . Terminó yéndose del barrio y ahora vive a 10 cuadras de donde vivía, y alquila un departamento pues a su casa (bien ganancial de ella  y su ex) la tuvo que alquilar al irse.

 

Cuando este tipo de demanda comience a entablarse en los juzgados,  los jueces no tendrán más remedio que hacerle lugar y alguien SENTARA PRECEDENTE en la JURISPRUDENCIA ARGENTINA y así  la gente se cuidará más de cometer este tipo de delito que marca a las familias de una manera muy  dolorosa  y profunda.  

 

En países como USA existe este juicio (vean la película “El precio de un corazón roto”, con Bonnie Bedella”), basada en un caso verídico, tiene algunos años pero… (me sentí bastante identificada.) donde el caso es parecido al mío pero ella era compañera de trabajo de el,    lo mío fue más duro por ser ella AMIGA de la familia. Eso es lo que mas me dolió porque si hubiese sido una mujer que no conocía, él le podría haber mentido como quería, pero ésta sabía la verdad. El nunca se quejó de mí y, para mí, seguíamos siendo una familia normal.

 

Ahora, después de tantos años sigo pensando y me parece mentira todo lo que viví, cómo sigo en pie y no tomé una medida drástica porque fue toda una vida junto a él, pero mis dos hijas me apoyaron (y lo siguen haciendo) y seguí  la lucha porque sabía que me necesitaban al igual que mi madre que ahora tiene 86 años.

 

Además,  escuchando muchos casos semejantes al mío y viendo que la gente no sabe qué hacer, me propongo INFORMARLA para que tome una “REVANCHA  JUSTA” y así demostrar  hasta dónde pueden llegar las personas y cuál es su límite.

 

No me considero una mojigata pero si una mujer correcta y con excelente moral y costumbres, que repudia las mentiras y malas obras, pero caí en una depresión tan grande que bajó totalmente mi autoestima y defensas y no sabía cómo seguir.

Ya no me importaba nada.

 

Cosas que no repetiría:

Dejar que un hombre mienta (comprobándolo yo).  

No dejar a un hombre sin que trabaje y emplazarlo para que lo haga.  

No permitir que me manipulé con mentiras y negocios FANTASTICOS que nunca salen.  

No dejarlo que se sienta AMO y SEÑOR sino a mi misma altura.

No hacerle tan fáciles las cosas y solucionar yo sola muchos problemas.

No dar malos ejemplos a mis hijos como ellos lo hicieron  que, además, rompieron la amistad-hermandad de nuestros hijos.

 

Exigir:

Si hace falta, pedirle alimentos para mis hijos estando CASADOS (lo dice nuestra ley).

Viajes “por negocios”: que en algún momento den resultados.

Si dice que no consigue trabajo y yo lo tengo, exigirle que haga las cosas de la casa, es decir: limpiar, cocinar, lavar y planchar, hacer los deberes con los hijos, hacer las compras en el supermercado, etc., etc.

Que arregle las cosas de la casa.

Si no tiene dinero, no dárselo.

Que no use mi auto.

Que me consulte TODOS los negocios que va a emprender y  que los discuta conmigo.

Ya no soy aquélla que “compraba” todo lo que el marido le decía. Hoy sé muchas cosas que tendría que haber hecho y no hice en su momento, debido a mi bloqueo mental. Por eso a los/las que están a tiempo….

Uno de mis consejos si está en una situación límite: consulte con un buen terapeuta y a un profesional  de la JUSTICIA.

Hay mucho por hacer que la Justicia prevé, pero las personas no lo saben o no saben aplicarlo y  exigirlo.

A quien le interese y esté en una situación similar y quiera saber detalles para entablar los juicios pertinentes que me contacte a info@conyugeinocente.com.ar

 

De todas maneras  tendrá que terminar este trabajo un abogado que lleve el tema a los tribunales, y cuando este tipo de juicio se gane, dicho abogado se hará famoso por sentar PRECEDENTE, como ya dije anteriormente, pero yo me internaré en lo más profundo de los hechos para saber sacar provecho de las obligaciones que se tienen para con el INOCENTE.

 

Agradecimientos:

A mi madre, a mis hijas Samanta y Bárbara, a mi hermano y familia, a Maria Teresa, a mi abogada Patricia Mónica Mangiaterra, personal del Hospital Vicente López, a mis testigos, a mis terapeutas y a todos los que me apoyaron en este duro trance.

SE HARÁ JUSTICIA.                                                           

ir arriba

 

 

 ConyugeInocente® - 2008

 info@conyugeinocente.com.ar

 www.conyugeinocente.com.ar  

Diseñado por barbaralupo.com.ar